El consumo de opioides se duplica en menos de 10 años

El consumo de opioides en España ha pasado de 7,25 DHD (dosis por mil habitantes día) en el año 2008 a 13,31 DHD en el año 2015, lo que supone un incremento del 83,59%, según un estudio reciente de AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios) referido a los fármacos dispensados con cargo a receta del Sistema Nacional de Salud, y no incluye datos de receta prescrita en atención médica privada o en el ámbito hospitalario.

Durante este periodo, la oferta de opioides, según el estudio, se ha mantenido más o menos estable en lo que respecta a nuevos principios activos. Tan solo se ha incorporado tapentadol y oxicodona en combinación y han desaparecido dihidrocodeína y dextropropoxifeno cuyos consumos no eran muy elevados. Se han comercializado nuevas formas farmacéuticas para fentanilo, orales (comprimidos sublinguales, películas, comprimidos bucales…) y nasales. Ha aumentado también el número de presentaciones (hidromorfona, oxicodona, fentanilo, buprenorfina).

Por principios activos, los más utilizados (2015) han sido tramadol, solo o en combinación (62,21% del consumo de todo el grupo), fentanilo (17,51%) con una gran oferta de presentaciones y formas farmacéuticas disponibles,  y buprenorfina (6,91%). (No se han incluido en el estudio morfina parenteral, oxicodona parenteral, buprenorfina parenteral, petidina ni pentazocina debido a su nula o escasa utilización extrahospitalaria).

Un estudio anterior de la Agencia recogía los datos desde 1992 hasta 2006. El salto en el consumo de opioides se produjo en 1998, año en el que comenzó a comercializarse en España el fentanilo. Hasta 2006, el consumo de opioides pasó de menos de 0,1 DHD a más de 1,2.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede consultar nuestra política de cookies

ACEPTAR