Dihidroemetina

Antiprotozoario de segunda línea para el tratamiento de enfermedades producidas por Entamoeba spp. Y para Fasciola hepatica cuando el tratamiento de primera línea ha fracasado o no puede ser tolerado.


USO CLÍNICO

     •Tratamiento de segunda línea de la disentería amebiana, como alternativa al metronidazol u otros derivados 5-nitroimidazólicos administrados por vía parenteral a enfermos graves que no puedan tomar medicamentos por vía oral o bien tras una respuesta insuficiente a los 5-nitroimidazoles. (E: off-label y extranjero).

     •Segunda línea de tratamiento de Fasciola hepatica en fracaso de Ticlabendazol y Bithionol (E: off-label y extranjero).

     •Tratamiento del absceso hepático amebiano. (E: off-label y extranjero).

DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN

Niños: 1- 1.5 mg/kg/día, repartido cada 12 horas durante 5 días, vía intramuscular. Dosis máxima 60-90 mg/ día.

En los casos de abscesos hepáticos grandes, se podrá valorar un segundo ciclo al menos 6 semanas después del primero.


CONTRAINDICACIONES

     •Hipersensibilidad a la dehidroemetina o alguno de los excipientes.
     •La administración intravenosa del fármaco está contraindicada por los posibles efectos cardiacos.

PRECAUCIONES

La administración del fármaco se realizará siempre en un entorno hospitalario. La frecuencia cardiaca y la tensión arterial deben ser monitorizadas y el tratamiento será suspendido si se observa taquicardia, hipotensión o cambios electrocardiográficos.

Las mialgias y la debilidad frecuentemente preceden a otras reacciones adversas graves y deben servir como aviso para monitorizar y reducir la dosis de fármaco.

Sólo debe utilizarse como último recurso en los enfermos con una afección cardiaca, renal o neuromuscular preexistente.


EFECTOS SECUNDARIOS

No datos específicos en niños. Su frecuencia no está establecida.

Trastornos lugar de la inyección: La dehidroemetina produce reacciones locales: la inyección es dolorosa. La formación de abscesos es frecuente. Un rash eccematoso puede observarse en la zona de la inyección, pero la urticaria generalizada o la púrpura son poco frecuentes.

Trastornos neuromusculares: La debilidad y las mialgias son frecuentes, sobre todo en los miembros y el cuello. Estos síntomas son dosis dependientes y a menudo preceden a los efectos cardiotóxicos.

Trastornos cardiacos: Dolor precordial, taquicardia, hipotensión, y arritmias. Los cambios electrográficos como la inversión de la onda T y la prolongación del intervalo QT, son un indicador precoz de toxicidad cardiaca.


INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS

Los efectos cardiotóxicos pueden ser potenciados con el uso de otros fármacos que puedan causar arritmias.


DATOS FARMACÉUTICOS

Las ampollas de medicación deben resguardarse de la luz.

Presentaciones comerciales. Medicamento extranjero. No comercializado en España.


BIBLIOGRAFÍA

     •Pickering LK (ed). American Academy of Pediatrics.. Red Book: 2009 Report of the Comittee on Infectious Diseases. 28th ed. Elk Grove Village, 2009.
     • Scragg JN,Powell SJ. Emetine hydrochloride and dehydroemetine combined with chloroquine in the treatment of children with amoebic liver abscess. Archives of Disease in Childhood. 1968;43:121-23.
     • Scragg JN,Powell SJ. Metronidazole and niridazole combined with dehydroemetine in treatment of children with amoebic liver abscess. Archives of Disease in Childhood. 1970;45:193-5.
     •Rubidge CJ, Scragg JN, Powell SJ. Treatment of children with acute amoebic dysentery. Comparative trial of metronidazole against a combination of dehydroemetine, tetracycline, and diloxanide furoate. Archives of Disease in Childhood. 1970; 45: 196-7
     •Stanley SL. Amoebiasis. Lancet 2003; 361: 1025–34
     •Modelo OMS de información sobre prescripción de medicamentos: Medicamentos utilizados en las enfermedades parasitarias - Segunda edición. Disponible en: http://apps.who.int/medicinedocs/


Fecha de actualización: Agosto 2015.


La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede consultar nuestra política de cookies