La importancia del historial antibiótico de la cama hospitalaria

cf

Un enfermo hospitalizado puede padecer una forma grave de diarrea infecciosa, por Clostridium difficile, si el ocupante anterior de la cama recibió antibióticos, de acuerdo con un reciente estudio publicado en JAMA Internal Medicine que abunda en los problemas de la resistencia antimicrobiana y se suma a otros que demuestran  que un paciente puede verse afectado por antibióticos con los que no ha sido tratado.

Un equipo de Columbia University Medical Center de New York estudió más de 100000 pares de pacientes que ocuparon sucesivamente las camas de cuatro hospitales entre 2010 y 2015, sin incluir a aquellos que habían sido infectados recientemente por Clostridium difficile o los casos en los que el primer paciente había estado encamado menos de 24 horas.

Más de 500 de los pacientes que ocuparon las camas en segundo lugar resultaron infectados, menos de un 1 por ciento del grupo investigado pero un 22 por ciento más cuando el primer ocupante había sido tratado con antibióticos. Y no se detectaron otras causas posibles de la infección.

Los investigadores lo explican así: a) muchas personas, las primeras ocupantes de las camas, son portadoras asintomáticas de Clostridium difficile; b) con el tratamiento antibiótico, la bacteria se expande en su microbioma intestinal y forma más esporas que se se depositan en la cama, la mesilla de noche, el suelo,…; c) la esterilización ordinaria de la habitación no es suficiente para erradicarlas; y d) el nuevo paciente está muy expuesto y tiene una gran probabilidad de infección.

Más información.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede consultar nuestra política de cookies