Micafungina

Antimicótico de uso sistémico, de administración exclusivamente endovenosa y uso hospitalario. Pertenece al grupo de las equinocandinas. Micafungina inhibe de forma no competitiva la síntesis de 1,3-Beta-D-glucano, componente esencial de la pared celular fúngica, presentando actividad fungicida frente a la mayoría de las especies de Candida e inhibendo de forma importante el crecimiento activo de los filamentos de las especies de Aspergillus. In Vitro presenta también actividad frente a Histoplasma capsulatum, Blastomyces dermatitides y Coccidioides immitis.


USO CLÍNICO

En niños (neonatos incluidos) y adolescentes < 16 años (A)

     • Tratamiento de candidiasis invasiva.
     • Profilaxis de la infección por Candida en pacientes sometidos a trasplante alogénico de células precursoras hematopoyéticas o en pacientes que se espera que puedan presentar neutropenia (recuento absoluto de neutrófilos < 500 células/ml) durante 10 o más días.

No requiere ajuste de dosis en insuficiencia renal ni hepática.


DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN

Tratamiento

Neonatos: 2-4 mg/kg/dosis/dia iv.

Niños y adolescentes:

     • Peso < 40 kg: 2 mg/kg/dosis/día iv
     • Peso > 40 kg: 100 mg/dosis/dia iv

Profilaxis: Reducir las dosis a la mitad. La experiencia en menores de 2 años es limitada.

No precisa ajuste de dosis por insuficiencia renal, ni insuficiencia hepática leve o moderada.

Preparación: Reconstituir el vial con 5 ml de NaCl 0,9% o glucosa 5% y diluir en una de estas dos soluciones a concentración 0,5-1,5 mg/ml. Tener la precaución de no formar espuma (no agitar). Debe protegerse de la luz.


CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad al principio activo, a otras equinocandinas o a alguno de los excipientes.


PRECAUCIONES

Existe una advertencia de la EMA respecto a precauciones especiales de empleo.

Efectos hepáticos

En ratas, tras un periodo de tratamiento de 3 meses o superior se observó el desarrollo de focos de alteración hepatocitaria (FAH) y de tumores hepatocelulares. El supuesto umbral para el desarrollo de tumores en ratas se encontraba aproximadamente en el rango de la exposición clínica. Se debe tener en cuenta la relevancia de este hallazgo para el uso terapéutico en humanos. Hay que monitorizar estrechamente la función hepática durante el tratamiento con micafungina. Para minimizar el riesgo de regeneración adaptativa y la potencial formación posterior de un tumor hepático, se recomienda interrumpir cuanto antes el tratamiento si los niveles de alanina aminotransferasa/aspartato aminotransferasa (ALAT/ASAT) se incrementan de forma significativa y persistente. El tratamiento con micafungina debe llevarse a cabo en base a una evaluación cuidadosa de la relación beneficio/riesgo, particularmente en los pacientes que padecen una insuficiencia hepática grave o una insuficiencia hepática crónica con procesos preneoplásicos comprobados, como fibrosis hepática avanzada, cirrosis, hepatitis vírica, trastorno hepático neonatal o defecto enzimático congénito, o que están recibiendo un tratamiento concomitante con propiedades hepatotóxicas o genotóxicas.

Contiene lactosa como excipiente.

Podría existir resistencia cruzada a otras equinocandinas.

Administrar en aproximadamente 1 hora (las perfusiones realizadas con mayor rapidez pueden desencadenar reacciones mediadas por histamina).


EFECTOS SECUNDARIOS

No datos específicos en niños. Se describen los muy frecuentes (> 10%), frecuentes (1-10%), y/o de relevancia clínica, el resto consultar ficha técnica.

Trastornos de la sangre y del sistema linfático: leucopenia, neutropenia, anemia.

Trastornos del metabolismo y la nutrición: hipopotasemia, hipomagnesemia, hipocalcemia.

Trastornos del sistema nervioso central: cefalea.

Trastornos vasculares: flebitis.

Trastornos gastrointestinales: náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal.

Trastornos hepatobiliares: incremento de la fosfatasa alcalina en sangre, incremento de la aspartato aminotransferasa (AST), incremento de la alanina aminotransferasa (ALT), incremento de la bilirrubina en sangre (incluyendo hiperbilirrubinemia), pruebas hepáticas funcionales anómalas.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: exantema.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: pirexia, rigidez.

La incidencia de algunas reacciones adversas fue superior en los pacientes pediátricos que en los adultos. Además, los pacientes pediátricos menores de 1 año experimentaron con el doble de frecuencia un incremento en ALT, AST y FA que los pacientes pediátricos de mayor edad.

La razón más probable para estas diferencias fue la comorbilidad presente en estos pacientes en comparación con los adultos u otros pacientes pediátricos de mayor edad observadas en los ensayos clínicos.


INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS

     • La exposición (AUC) de itraconazol, sirolimus y nifedipino se incrementó ligeramente en presencia de micafungina (22%, 21% y 18%, respectivamente), por lo que debe monitorizarse la toxicidad de estos medicamentos , y si es necesario, reducirse su dosis.
     • La coadministración con anfotericina B deoxicolato aumenta un 30 % la exposición a éste último. Valorar el beneficio/riesgo de la administración conjunta.

DATOS FARMACÉUTICOS

Excipientes: Lactosa monohidrato, ácido cítrico anhidro, hidróxido sódico

Estabilidad
     • Estabilidad del vial intacto (sin abrir): 3 años.
     • Estabilidad del concentrado reconstituido en el vial: Se ha comprobado la estabilidad química y física del producto en uso durante 48 horas a 25ºC, cuando se reconstituye con solución de cloruro sódico 9 mg/ml (0,9%) para perfusión o con solución de glucosa 50 mg/ml (5%) para perfusión.
     • Estabilidad de la solución diluida para perfusión: Se ha comprobado que la estabilidad química y física que permite su uso es de 96 horas a 25ºC, protegida de la luz, cuando se diluye con solución de cloruro sódico 9 mg/ml (0,9%) para perfusión o con solución de glucosa 50 mg/ml (5%) para perfusión

Presentaciones comerciales. Las presentaciones disponibles en España pueden consultarse online en el Centro de Información de Medicamentos de la AEMPS (CIMA), http://www.aemps.gob.es/cima , y en http://pediamecum.es en el enlace Presentaciones correspondiente a cada ficha.


BIBLIOGRAFÍA

     • Ficha técnica Mycamine. En :http://www.emea.europa.eu/
     • European Medicines Agency-CHMP “European Public Assessment Report (EPAR)-
Scientific Discussion-Mycamine”. Abril 2008.
     • Queiroz-Telles F et al. Micafungin versus liposomal amphotericin B for pediatric patients with invasive candidiasis: substudy of a randomized double-blind trial. Pediatr Infect Dis J 2008; 27(9): 820-826.
     • Pappas PG, Rotstein CM, Betts RF, et al. Micafungin versus caspofungin for treatment of candidemia and other forms of invasive candidiasis. Clin Infect Dis 2007;45:883–93.
     • Pappas PG, Kauffman CA, Andes D, Benjamin DK et al. Clinical practice guidelines for the management of candidiasis: 2009 Update by infectious diseases society of America (IDSA). Clin Infect Dis 2009; 48:503-35.
     • L.F.Villa, editor. Medimecum, guía de terapia farmacológica. 17 edición. España: Adis; 2012.

Fecha de actualización: Octubre 2015.


La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Observaciones

Verifique, por favor *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede consultar nuestra política de cookies

ACEPTAR