Moxifloxacino

Antibiótico- Fluorquinolona de segunda generación. El moxifloxacino posee actividad frente a los microorganismos grampositivos y gramnegativos. Es más activo que el ciprofloxacino contra los microorganismos grampositivos, entre ellos los neumococos. El moxifloxacino no actúa frente a Pseudomonas aeruginosa ni Staphylococcus aureus resistentes a meticilina (SARM). Moxifloxacino presenta menos resistencia frente a M. Tuberculosis que ciprofloxacino y ofloxacino.


USO CLÍNICO

Tratamiento de las siguientes infecciones bacterianas en pacientes > 18 años, causadas por microorganismos sensibles. Sólo debe utilizarse cuando no se considera apropiado el uso de otros agentes antibacterianos que son habitualmente recomendados para el tratamiento inicial de estas infecciones o cuando éstos han fracasado en la resolución de la infección (E: off-label)

     •Sinusitis bacteriana aguda (ABS)
     •Exacerbación aguda de la bronquitis crónica (AECB)
     • Neumonía adquirida en la comunidad, excepto casos graves
     •Enfermedad inflamatoria pélvica leve o moderada sin absceso tubo-ovárico o pélvico asociados (siempre en combinación a otros agentes debido al aumento de cepas de Neisseria gonorrhoeae resistentes a moxifloxacino,
     • Infecciones complicadas piel y tejidos

Tratamiento en segunda línea de la tuberculosis multirresistente (E: off-label).

Uso en Pediatría. Las quinolonas producen artropatía de las articulaciones en animales en crecimiento y, por eso, no suelen recomendarse para los niños y adolescentes en fase de crecimiento. Sin embargo, se ignora la repercusión de este efecto en humanos y, en determinadas condiciones, la administración a corto plazo de quinolonas puede estar justificada en niños.

La AAP indica algunas de las circunstancias en que las fluorquinolonas pueden ser útiles:

     •infección causada por microorganismo multirresistente para los cuales no hay alternativa segura y
     •no es posible la terapia parenteral y no hay disponible otro agente efectivo.

DOSIS Y PAUTAS DE ADMINISTRACIÓN

Mayores de 18 años: 400mg una vez al día vía oral.

     •Exacerbación aguda de la bronquitis crónica 5-10 días
     •Neumonía adquirida en la comunidad 10 días
     •Sinusitis bacteriana aguda 7 días
     •Enfermedad inflamatoria pélvica leve o moderada 14 días

Niños: 7,5-10mg/kg una vez al día vía oral.

Insuficiencia renal y hepática

No se requiere ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal de leve a severa, ni en pacientes sometidos a diálisis crónica (p. ej. hemodiálisis) ni a diálisis peritoneal ambulatoria. Los datos en pacientes con insuficiencia hepática son escasos


CONTRAINDICACIONES

Hipersensibilidad a moxifloxacino, otras quinolonas o a alguno de los excipientes.

Pacientes menores de 18 años (de acuerdo a la ficha técnica autorizada).

Pacientes con historia de trastornos en los tendones asociada al tratamiento con quinolonas.

En pacientes con alteraciones cardiacas previas:

     •Prolongación del QT congénita o adquirida y documentada.
     •Alteraciones electrolíticas, particularmente hipocalemia no corregida
     •Bradicardia clínicamente relevante.
     •Insuficiencia cardíaca clínicamente relevante con reducción de la fracción de eyección.
     •ventricular izquierda.
     •Historial previo de arritmias sintomáticas.

Alteración de la función hepática (Child Pugh C) y en pacientes con un aumento de transaminasas 5 veces por encima del límite superior de la normalidad.


PRECAUCIONES

Vigilar signos de tendinitis o ruptura de tendón, interrumpir el tratamiento si dolor, o hinchazón. El riesgo de rotura aumenta con el uso concomitante de corticoides.

El tratamiento con quinolonas puede provocar convulsiones. Por ello, deben utilizarse con precaución en pacientes con trastornos del SNC que puedan tener una predisposición a padecer convulsiones o una reducción en el umbral de las mismas.

Vigilar la aparición de síntomas de neuropatía periférica tales como dolor, quemazón, hormigueo, entumecimiento o debilidad muscular (especial precaución si Miastenia Gravis).

Las quinolonas pueden causar reacciones de fotosensibilidad en algunos pacientes. Se debe advertir a los pacientes para que eviten la exposición a radiaciones UV o a la luz solar intensa y/o de manera prolongada durante el tratamiento con moxifloxacino.

Los pacientes con historia familiar o con deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa son propensos a sufrir reacciones hemolíticas al ser tratados con quinolonas. Por tanto, moxifloxacino debe usarse con precaución en estos pacientes.

Posibles reacciones de hipersensibilidad graves incluso mortales: vigilar e interrumpir tratamiento si aparece rash, ictericia, fiebre, alteraciones hematológicas.

Vigilar posible aparición de diarrea por Clostridium Difficile.

Trastornos hepáticos graves (incluyendo hepatitis fulminante): vigilar aparición de astenia, icteria.


EFECTOS SECUNDARIOS

No datos específicos en niños. Se describen sólo las reacciones adversas observadas en todos los ensayos clínicos con moxifloxacino 400 mg (oral y terapia secuencial) frecuentes (1-10%) , muy frecuentes (> 10%) y/o de relevancia clínica, el resto consultar ficha técnica.

Con excepción de la diarrea y las náuseas todas las demás reacciones adversas se observaron con una frecuencia inferior al 3%.

Infecciones e infestaciones: Sobreinfecciones debi­das a bacterias resistentes u hongos, como la can­didiasis oral y vaginal.

Trastornos del sistema nervioso: Cefalea, Mareo. Otros menos frecuentes (insomnio, confusión, agitación, alucinaciones).

Trastornos cardiacos: Prolongación de QT en pacientes con hipopotasemia.

Trastornos gastrointestinales: Náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.

Trastornos hepatobiliares: Aumento de transaminasas.


INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS

     •No puede excluirse que se produzca un efecto aditivo en la prolongación del intervalo QT al administrar simultáneamente moxifloxacino con fármacos que puedan actuar sobre el QT, por lo que se contraindica el uso simultáneo (Ver ficha técnica).
     •Diferir alrededor de 6 horas entre la administración de agentes con cationes bivalentes o trivalentes (p.ej. antiácidos con magnesio o aluminio, comprimidos de didanosina, sucralfato y agentes con hierro o zinc) y la administración de moxifloxacino.
     •Anticoagulantes orales: monitorización periódica del INR.
     •Si uso concomitante con medicamentos que puedan reducir los niveles de potasio o medicamentos que estén asociados a una bradicardia clínica significativa: vigilar estrechamente.

DATOS FARMACÉUTICOS.

Lista de excipientes (evitar en caso de anafilaxia a dichos componentes).

     •Núcleo del comprimido: Celulosa microcristalina, Croscarmelosa sódica, Lactosa monohidrato, Estearato de magnesio.
     • Película de recubrimiento :Hipromelosa, Macrogol 4000, Óxido de hierro (E172), Dióxido de titanio (E171).

Presentaciones comerciales. Las presentaciones disponibles en España pueden consultarse online en el Centro de Información de Medicamentos de la AEMPS (CIMA), http://www.aemps.gob.es/cima , y en http://pediamecum.es en el enlace Presentaciones correspondiente a cada ficha.


BIBLIOGRAFÍA

     •Fichas técnicas del Centro de Información online de Medicamentos de la AEMPS – CIMA [base de datos en Internet]. Madrid, España: Agencia española de medicamentos y productos sanitarios (AEMPS) - [fecha de acceso 26 Junio 2012]. Disponible en: https://sinaem4.agemed.es/consaem/fichasTecnicas.do?metodo=detalleForm
     •L.F.Villa, editor. Medimecum, guía de terapia farmacológica. 16 edición. España: Adis; 2011.
     •UpToDate (Pediatric drug information). [base de datos en Internet]. Waltham, MA: Wolters Kluwer Health Clinical Solutions 2012 [fecha de acceso 26 Junio 2012]. Disponible en: www.uptodate.com
     •Mensa J. Guía Terapéutica antimicrobiana. 20th edición. Molins del Rei, Barcelona, 2012.
     •Moxifloxacin. Drugs@FDA, FDA approved drug products. Disponible en www.fda.gov
     • M.J. Mellado Peña, F. Baquero-Artigao, D. Moreno-Perez, en representación del Grupo de Trabajo de Tuberculosis de la Sociedad Española de Infectología Pediárica. Documento de consenso de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica sobre la tuberculosis resistente a fármacos. An Pediatr (Barc). 2009; 71 (5):447–458

Fecha de actualización: Agosto 2015.


La información disponible en cada una de las fichas del Pediamécum ha sido revisada por el Comité de Medicamentos de la Asociación Española de Pediatría y se sustenta en la bibliografía citada. Estas fichas no deben sustituir en ningún caso a las aprobadas para cada medicamento por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede consultar nuestra política de cookies